viernes, 20 de agosto de 2010

No revuelvas una herida que está cicatrizada. No rememores dolores y sufrimientos antiguos. ¡Lo que pasó, pasó! De ahora en adelante procura construir una vida nueva, dirigida hacia lo alto y camina hacia delante, sin mirar hacia atrás. Haz como el sol que nace cada día, sin acordarse de la noche que pasó. Sólo contempla la meta y no veas que tan difícil es alcanzarla. No te detengas en lo malo que has hecho; camina en lo bueno que puedes hacer. No te culpes por lo que hiciste, más bien decídete a cambiar. No trates que otros cambien; sé tú el responsable de tu propia vida y trata de cambiar tú. Vive cada día, aprovecha el pasado para bien y deja que el futuro llegue a su tiempo. No sufras por lo que viene, recuerda que cada día tiene su propio afán.

3 comentarios:

Francesca dijo...

aiii me gustaria ahcerte caso -.-
pero no puedo!!
lindo blog (:
besito

JAHR.- dijo...

Encontré tu blog de casualidad! bueno, me alegra haberlo hecho. te sigo =). Este post me gustó en especial, besos!

Pauu dijo...

Me gusto mucho lo que escribiste, tenes mucha razon solamente que seria muy bueno aplicarlo a la realidad jaja. Tambien lei las entradas anterioes y tu blog esta muy bueno , te siguo . besito (: